#porunanavidadsindespilfarro

Compartir
  • 36
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    36
    Shares

Jorge Jaldón

Dietista-Nutricionista, Farmacéutico, Tecnólogo de los Alimentos

 

Ya está aquí la Navidad, esa fiesta tan especial donde la comida y los regalos deben estar presentes sí o sí, y en una cantidad muchas veces…exagerada. Y es que es ver las primeras luces adornando nuestras calles y entrarnos un afán consumista, que en muchas ocasiones no es bueno ni para nuestra salud ni para nuestro bolsillo, por no hablar del medio ambiente…

1229 millones de kilos de alimentos a la basura:

Los hogares españoles tiramos a la basura 1.229 millones de kilos de alimentos, es decir, tiramos a la basura 23,6 millones de kilos de alimentos a la semana, esta cifra en Navidad se dispara.

 

Unos sencillos consejos para evitar el despilfarro navideño:

  1. Lista de la compra: la industria alimentaria aprovecha que en estas fechas eres más “vulnerable” a las tentaciones y despliega todo su arsenal para que caigas en su brazos y compres, muchas veces por impulso, alimentos que ni siquiera te gustan. Así que haz una lista de la compra para que te sirva de “escudo” frente a estos cantos de sirena.
  2. Planifica: son fechas de reuniones familiares, fechas en las que cada uno lleva algo y entre todos ponemos la mesa, así que un poco de planificación nunca viene mal para evitar platos repetidos o que tu cuñada traiga comida como si se fuera a acabar el mundo mañana.
  3. Platos pequeños: que si, que ya lo sé, que la moda en los restaurantes “molones” son platos tamaño paellera, pero eso “mola” en los “ 5 estrellas Michelín”, donde te ponen un “poquito” en el centro del plato, pero en tu casa con tu suegra “arreando” comida eso es un peligro, porque vas a necesitar la ayuda de un orfeón para terminártelo. Por eso platos pequeños, que son más “manejables” y siempre puedes repetir si te quedas con ganas de más.
  4. Autoservicio: y si en lugar de que sea tu madre la encargada de servir los platos, y ya sabemos como son nuestras madres con la comida, estas Navidades ponemos algo tipo “buffet” o autoservicio y así cada uno se sirve lo que quiera y cuanto quiera.
  5. “Rematar las sobras”: a mi lo que me gusta de los conciertos son los “bises”, eso de que cuando parece que se ha acabado el concierto va y sale la banda y toca otro par de canciones, pues con las comidas de Navidad `podemos hacer lo mismo. El día señalado en rojo en el calendario es el “concierto oficial” y al día siguiente quedamos todos otra vez como los “bises” y terminamos lo que sobró el día anterior y además de una forma más sosegada.
  6. Congela: si a pesar de todo sobra comida, siempre puedes congelar para comer lo que ha quedado de la cena de Navidad más adelante. Recuerda congelar en recipientes adecuados y rotular el contenido, no sea que el día que quieras sacar un tupper con cochinillo te encuentres unas empanadillas de atún, que eso da mucho coraje…

La Navidad es época de luces de colores, de alegría, de reencuentros familiares y de consumir, pero que sea un consumo responsable y este año nada vaya al cubo de la basura. Y recuerda que los bancos de alimentos existen, y que estas instituciones sabrán gestionar todo ese excedente de alimento del que hacemos acopio en Navidad. #porunanavidadsindespilfarro

 


Compartir
  • 36
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    36
    Shares
  •  
    36
    Shares
  • 36
  •  
  •