Casi 200 bares de Sevilla podrán ampliar el espacio de sus veladores

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ayuntamientos, hosteleros y vecinos acuerdan medidas que compatibilizan la reactivación de la economía y el empleo de los bares y restaurantes con el derecho al descanso de los residentes

Este acuerdo atañe al incremento de la superficie de veladores respetando siempre las exigencias sanitarias y la accesibilidad y a la posibilidad de que las terrazas prolonguen su actividad una hora más. Todas las partes apelan a la colaboración y el compromiso para respetar un acuerdo que se extiende hasta el 31 de octubre y que busca reactivar el sector, garantizar la salud y propiciar la convivencia vecinal. Se han recibido a día de hoy en Urbanismo 574 solicitudes de ampliación de veladores por encima del 50 por ciento permitido en la desescalada, de los que 189 han sido favorables y 120 están en trámite de resolución de incidencias.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de sus delegaciones de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo y de Gobernación y Fiestas Mayores, la Asociación Empresarial de Hostelería de Sevilla y Provincia y la Plataforma por el Derecho al Descanso, han alcanzado un acuerdo para tratar de compatibilizar las medidas de reactivación de bares y restaurantes en las distintas fases de desescalada por la pandemia de la COVID-19 con la garantía del cumplimiento de las exigencias de distanciamiento social y sanitarias en los establecimientos hosteleros y la necesaria convivencia con los vecinos y las vecinas en cuanto a ruidos y accesibilidad.

Los detalles de este acuerdo han sido desgranados hoy por los delegados de ambas áreas del Ayuntamiento, Antonio Muñoz y Juan Carlos Cabrera, el presidente de los hosteleros, Antonio Luque, y la presidenta de la plataforma, Lola Dávila. Los cuatro han destacado el espíritu de colaboración entre todas las partes para que, a la vez que se otorga un necesario respaldo a la hostelería, tan importante para la economía y el empleo en la ciudad y tan azotada por la crisis sanitaria y la caída del turismo, se respete el derecho al descanso de las y los residentes.

“El equilibrio es posible. Podemos convivir y ayudarnos entre todos. Un equilibrio adecuado entre la necesidad de realizar la actividad de la hostelería y recuperar el sector, la importancia de cumplir con las recomendaciones y medidas sanitarias y, por supuesto, la convivencia con las y los vecinos. Todos debemos colaborar y ser flexibles y a todos se les exige sensatez”, ha comentado Antonio Muñoz, quien ha recordado que la hostelería es uno de los sectores más afectados por el estado de alarma decretado por la actual pandemia, con serias limitaciones en el proceso de reapertura de la actividad ante la necesidad de priorizar la protección de la salud y la reducción de los riesgos de contagios del virus SARS-COV-2.

Muñoz ha destacado la labor de los técnicos de la Gerencia de Urbanismo que, en un equipo ex profeso para propiciar esa desescalada en la hostelería, ha trabajado con “seguridad jurídica y rigor y con la flexibilidad posible dadas las circunstancias actuales”. Solventar el incremento de la superficie de instalación de veladores por encima del 50 por ciento ahora autorizado  –cabe llegar hasta el 100 por 100–  pero guardando los dos metros obligados de distanciamiento social  ha sido una cuestión compleja –por la estrechez de muchas calles, rigidez de la ordenanza y limitaciones de espacio en la vía pública– que se ha solventado con un protocolo consensuado con los hosteleros y donde, además, no es posible tal aumento si los vecinos no otorgan su consentimiento expreso en caso de que una terraza tenga que invadir sus fachadas.

A día de hoy, en Urbanismo se han recibido 574 solicitudes, se han resuelto 486 cumpliendo el objetivo de responder en 5 días y quedan sólo 88 en trámites que se registraron la semana pasada. De ellas, 189 tienen informes favorables –es decir, pueden ocupar más espacios con todas las garantías de distanciamiento social y con el permiso vecinal si invaden fachadas colindantes al establecimiento hostelero–, y otras 120 peticiones pueden tener informe favorable en los próximos días, puesto que están en proceso de mejora o revisión de sus solicitudes. En cambio, 71 han sido denegadas puesto que era inviables e iban a generar problemas de convivencia y, además, en un centenar de casos las solicitudes no podían ser tramitadas puesto que el establecimiento que lo solicitaba no tenía previamente licencia de veladores.

Junto con la superficie para los veladores, el acuerdo entre el Ayuntamiento de Sevilla, la Asociación Empresarial de Hostelería de Sevilla y Provincia y la Plataforma por el Derecho al Descanso incluye otro equilibrio entre la reciente normativa aprobada por la Junta de Andalucía que, para el conjunto de la comunidad y con independencia del municipio e incluso de la existencia o no de zonas acústicamente saturadas, autoriza con carácter inmediato la actividad hostelera hasta las tres de la madrugada en el interior de los establecimientos.

Sin embargo, los hosteleros sevillanos hicieron una propuesta sensata, respaldada por las asociaciones vecinales y por el Ayuntamiento, con una solución transitoria, ha argumentado Muñoz. Hasta el 31 de octubre, los bares tendrán una hora más de terraza con independencia de la zona donde se ubiquen. Esta solución –según ha agregado– permite seguir protegiendo las zonas acústicamente saturadas y los días laborables garantizando, por tanto, el derecho al descanso. Esa medida se aprobará por resolución municipal esta misma semana para que entre en vigor a lo largo de la primera quincena de junio.

En este contexto, Antonio Luque ha mostrado la disposición del conjunto de la hostelería para respetar el acuerdo, que ayuda –ha dicho– a un sector seriamente dañado por la crisis de la COVID-19 “y que es soporte de otras muchas actividades económicas”. “Desde la asociación pedimos el compromiso de todos los hosteleros y aquellos que incumplan, que sean castigados, pero también pedimos a los vecinos sensibilidad y a los clientes, que han de colaborar para reducir las molestias que puedan causar por los ruidos”, ha comentado. Por su parte, Lola Dávila ha apelado también a esa sensibilidad y colaboración recíprocas, al respeto de los horarios de cierre y, asimismo, a reducir el ruido en las tareas para la retirada nocturna de los veladores. “Estamos ante un acuerdo con un límite temporal, el 31 de octubre, y que todos han de cumplir”, ha reiterado Dávila.

Por último, Juan Carlos Cabrera ha insistido en que este respaldo a la actividad hostelera “no puede ser a costa ni del descanso de los vecinos y vecinas ni de las exigencias sanitarias y de distanciamiento social fijadas para evitar los contagios. Todos tenemos una responsabilidad y la Policía Local velará, como ha hecho hasta ahora, por el cumplimiento de ese equilibrio”. “Por tanto, es un acuerdo que exige un compromiso muy fuerte de todas las partes y, especialmente, por parte de los hostelero”, ha concluido.

Desde el Ayuntamiento de Sevilla se seguirá trabajando con los hosteleros y los vecinos para dos cuestiones aún pendientes de regulación de su actividad. Por un lado, el cambio de la ordenanza municipal –modificación que previsiblemente será elevada al Pleno de julio– para posibilitar la instalación de veladores de manera excepcional y transitoria en otros espacios y, por otro, adecuar la nueva regulación autonómica aún sin aprobar que abra la posibilidad de nuevos veladores –en Sevilla hay unos 200 suspendidos desde 2018

 



También te puede interesar




Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •