Enseñar a comer a nuestros hijos, una responsabilidad de los padres

Enséñales a comer… BIEN!

Jorge Jaldón, Dietista-Nutricionista, Tecnólogo de los Alimentos

 

Apuntamos a nuestros hijos a clases de chino o a un campus de verano de inglés, a ver si con suerte nos sale un niño “bilingüe”, a clases extraescolares de informática, a música, a clases de refuerzo, de apoyo, de complemento de “loquesea”…seleccionamos los mejores colegios, buscamos los mejores profesores particulares…y todo eso es fantástico: !vamos a tener niños del renacimiento, llenos de conocimiento!, pero al final si nos olvidamos de lo básico y no les enseñamos a comer pueden que sean niños del renacimiento pero obesos.

 

La alimentación de nuestros hijos es fundamental

España es el segundo país después de Grecia con niños con sobrepeso, más del 40% de los niños españoles entre 7 y 8 años tiene o sobrepeso u obesidad… y es que a veces no dedicamos toda la atención a la alimentación de los más pequeños.

Muchas veces los papás y las mamás que vienen a mi consulta me dicen: “es que mi hijo/a ‘no come bien’, ‘no le gustan las verduras’, ‘sólo le gusta sentarse a ver la tele’…”

Ante estas situaciones sólo se me ocurre preguntarle a ese papá o a esa mamá: “¿y a ti, te gustan las verduras, qué consideras qué es comer bien, y tú abusas de la tele o del whatsapp…?” Seamos serios, no pretendamos que nuestros hijos hagan lo que nosotros no hacemos.

A los más pequeños de la casa hay que darles ejemplos, somos nosotros los responsables de educar a nuestros hijos y somos los responsables de enseñarles a comer.

 

La educación nutricional empieza en casa

Recuerdo cuando aprendí a montar en bicicleta, al principio mis padres le pusieron unos ruedines a la bici para evitar que me cayera, luego le quitaron uno y al final conseguí mantener el equilibrio sin ninguno…con la alimentación pasa igual, debe ser progresivo, debemos prestar la misma atención que prestaba tu padre cuando te subías a la bicicleta por primera vez, y así con el tiempo y con paciencia tu hijo sabrá comer bien. Pero sin tu ayuda y tu ejemplo, insisto, será muy difícil.

 

10 consejos que a mi me sirven para enseñar a comer a mis hijos

  1. Siempre que puedo hago la compra con ellos, así ellos también participan en la elección de alimentos que vamos a comer todos.
  2. Intento cocinar estando ellos delante y si es posible son mis pinches de cocina. La cocina puede ser un espacio muy divertido.
  3. Comemos todos juntos, y NUNCA con la televisión puesta. El momento de la comida es para hablar de lo que han hecho en el cole, de lo que vamos a hacer el fin de semana… tiene que ser un ambiente relajado y nunca un campo de batalla.
  4. La comida nunca es un premio o un castigo.
  5. Si sé que vamos a comer algo que no les gusta mucho intento compensarlescon algo que les encanta, así prueban con más predisposición eso que no les agrada tanto.
  6. Si no quieren comer más de algo, no pasa nada, no les doy otra cosa en su lugar. Por comer menos un día no les va a pasar nada.
  7. Se come con agua, los zumos y refrescos nos llenan el estómago y sólo aportan azúcar.
  8. Les sirvo un plato mediano, si quieren más que repitan, pero no les pongo un plato muy grande de primeras ya que ver mucha cantidad en el plato les agobia.
  9. Siempre alabo la comida y a quien haya cocinado, aunque ese día las lentejas estén “reguleras”, tienen que aprender a valorar la comida y el esfuerzo que supone cocinar.
  10. A mi me encanta comer e intento transmitirles esa pasión, probar cosas nuevas, explicarles de dónde viene tal o cual alimento, ir de viaje y probar los platos locales…en definitiva disfrutar con ellos del placer de una buena comida.

Te invito a que este fin de semana hagas esta receta con tus hijos, apagues la tele, pongas algo de Jazz, un buen mantel y habléis de lo que vais a hacer en las próximas vacaciones…