Monumentos islámicos en Andalucía, un legado de película

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Todos, o casi todos, conocemos los grandes monumentos árabes más emblemáticos de Andalucía, como La Mezquita de Córdoba, La Alhambra de Granada, Los Reales Alcázares de Sevilla o La Torre del Oro, pero este no es el único legado islámico que se conserva en Andalucía. A continuación haremos un recorrido por diez monumentos islámicos en Andalucía que no te puedes perder.




EN ALMERÍA

La Alcazaba de Almería

Este Conjunto Monumental se asienta en un cerro aislado desde el que se puede observar toda la ciudad y la bahía de Almería.

Lo más característico es su gran visibilidad sobre el mar, llegando hasta 55 kilómetros si las nubes lo permiten. Además, su belleza arquitectónica mezclada con el espacio natural, hará que disfrutes de una armonía placentera.

Gracias a su gran capacidad defensiva, esta fortaleza está considerada hoy como uno de los conjuntos defensivos más impresionantes de la época de Al-Andalus.

 

EN CÁDIZ

Castillo de Guzmán el Bueno

Este castillo terminó de construirse en abril de 960, así fue inscrito en una pieza de mármol escrita en caracteres árabes que aún permanecen en la puerta principal de la alcazaba, por orden del califa Abderramán III. Este era el punto más estratégico del estrecho de Gibraltar durante su reinado.

Este Castillo es conocido como el castillo de Guzmán el Bueno debido a la heroica gesta de Alonso Pérez de Guzmán, entonces alcaide de la fortaleza. En 1295, los musulmanes pusieron cerco al castillo.

En el siglo XVIII parte de las murallas fueron adaptadas para la instalación de artillería, y durante la Guerra de la Independencia sirvió de acuartelamiento a las tropas hispano-británicas que defendieron Tarifa del ejército francés en los años 1811 y 1812.

Es toda una joya islámica digna de visitar.

 




EN CÓRDOBA

Medina Azahara

Este lugar es sin duda uno de los lugares más maravillosos que veréis a lo largo de vuestra vida. Medina Azahara se cubre de un encanto de origen místico difícil de explicar. Pisar estas tierras es como adentrarse en una máquina del tiempo.

A 5 kilómetros de Córdoba, el califa Abderramán III erigió Madinat al-Zahra ( Medina Azahara)  como símbolo de la grandeza de su reinado. Está situada en el lugar exacto en el que la montaña penetra en el Valle del Guadalquivir, lo que permitió a sus planificadores diseñar un sistema de terrazas. Las zonas más altas correspondían a la residencia del califa y a las salas de audiencias, mientras que las más bajas se destinaban a la ciudad. Además de su belleza innegable, el espacio en el que se encuentra aumenta su encanto, pues durante el camino puedes contemplar grandes terrenos verdes y disfrutar de los paisajes que ofrece Córdoba.

Algunos autores árabes coincidían en que se trataba de una de las ciudades más espléndidas jamás construidas por el hombre.

 

EN GRANADA

La Madraza de Granada

Actualmente el edificio de la madraza pertenece a la Universidad de Granada pero está abierto al público, por lo que no será un problema en su visita. Fue mandada a construir como universidad en 1349 por el rey Yusuf I, significando la primera “casa de la ciencia” de toda la península.

Esta construcción fue una institución religiosa musulmana, dedicada a la transmisión de conocimientos y a la enseñanza de materias como la teología, estudios coránicos, derecho, filosofía, astronomía o literatura.

En términos arquitectónicos, su tipología más habitual es la de un edificio con un patio de crucero interior, en cuyo centro se sitúa una fuente o un aljibe de agua. En cada lado del crucero se abre un “iwan” con las diferentes aulas.

 

 

EN HUELVA

Niebla, la ciudad amurallada

 

Niebla es la población onubense por excelencia.

La muralla árabe que rodea esta ciudad es única en España. Fue conquistada por Alfonso X El Sabio, y a día de hoy, la ciudad es un conjunto de estilos y cultura abierta a todos aquellos que viajan a través del tiempo gracias a la historia y a la arquitectura.

Esta muralla es única porque guarda lienzos muy bien conservados, parece imposible el estado de esta construcción, pero se mantiene.

Su perímetro es de unos 2 kilómetros, y cuenta con una cincuentena de torreones rectangulares, excepto dos que miran a levante y que poseen planta octogonal.

Es el sitio ideal para vivir desde dentro una ciudad amurallada.

 

En Huelva también se puede visitar…

La Mezquita de Amoaster La Real

Esta Mezquita situada en la parte más alta de la localidad onubense, es la mezquita mejor conservada en una zona rural, pues las que se mejor se conservan, se encuentran en ciudades como Córdoba. Fue levantada sobre los restos de una basílica visigoda del siglo VI, reutilizando los materiales.

Se trata de un conjunto cuyos elementos arquitectónicos y escultóricos que tienen una datación que recorre un arco cronológico de 1.700 años, desde la dominación romana a tiempos modernos, pasando por distintas etapas medievales. Este es otro de los monumentos que ha vivido distintas culturas, es por ellos que en su interior alberga antigüedades hispano-visigodas.

La mayor parte del edificio debió ser una mezquita rural del periodo omeya cuya datación no está muy clara. Aunque se han barajado dos siglos, el IX y el X. Sus arcos, pilares y columnas recuerdan a la primera parte de la Mezquita de Córdoba.

Este lugar guarda su encanto en su ubicación, es una de las Mezquitas más antiguas situadas en plena naturaleza, que se ha conservado en mitad del musgo y la vegetación, sirviendo hoy para sus visitantes como un escenario ideal para conocer un poco más de la historia de nuestras tierras andaluzas.




EN JAÉN

El Castillo de Burgalimar

Este Castillo es una de las fortificaciones árabes más antiguas. Data del siglo X, cuando la zona pertenecía al Califato de Córdoba.

Podrás disfrutar de sus 14 torres defensivas, más la torre del Homenaje posterior de la época cristiana. A lo largo de su historia ha sufrido muy pocos cambios, por esto es que representa uno de los Castillos mejor conservados de Andalucía.

La fortaleza ha sido escenario de numerosos conflictos desde su construcción. Fue conquistada a los musulmanes por primera vez en 1147 por Alfonso VII, el Emperador, pero a su muerte pasó a manos musulmanas de nuevo. Será en 1225, cuando definitivamente, tras varias batallas a lo largo de los años, cuando Fernando III el Santo lo conquiste, incorporando la ciudad de Baeza.

 

EN MÁLAGA

La Alcazaba

Este monumento es un Palacio fortaleza cuyo nombre en árabe significa ciudadela, es un espacio muy visitado por mezclar historia, belleza y curiosidad en un mismo espacio.

 

Fue construida entre 1057 y 1063, a instancias del rey de taifas bereber de Granada, Badis. En este monumento también se reutilizaron piezas del anexo teatro romano, como columnas y capiteles.

 

Es un edificio nazarí construido sobre la roca. Aunque el objetivo era defender la zona, supieron hacerlo con una belleza que nada tiene que ver con las guerras para las que se había creado. Esconde patios rectangulares y crujías en torno con sus jardines y estanques, y en relación a la parte militar, pueden observarse torres albarranas con saeteras y murallas almenadas como elementos defensivos, sin embargo su mejor defensa estaba en su situación, dominando desde sus balcones toda la ciudad y la bahía.

Ha tenido sucesivas reconstrucciones, algunas hasta en el siglo XX, y actualmente se puede visitar y disfrutar de muestras arqueológicas que pueden verse en exposiciones.

 

En Málaga, también se puede visitar…

Baños árabes de Ronda

Son los baños árabes mejor conservados de Andalucía. Este yacimiento arqueológico de época nazarí esconde un auténtico tesoro del siglo XIII, los baños árabes de Ronda. Estos baños servían para que todo aquel que entrara a la ciudad, lo hiciera limpio de cuerpo y alma.

El sistema hidráulico de éste histórico “hammam” ha llegado prácticamente intacto a nuestros días. Los usuarios de estos baños se trataban con el vapor que se producía al derramar agua sobre el suelo que calentaba las calderas subterráneas.

Sus bóvedas abiertas al cielo a través de las simbólicas estrellas de ocho puntas representan el paraíso, que según la creencia islámica está rodeado de ocho montañas. Es un lugar muy espiritual perfecto para desconectar del estrés de la vida moderna.

Además de  los baños, Ronda esconde una magia indescriptible, para aquellos que aman las series de las épocas del medievo, se sentirán dentro de una de ellas si visitan Ronda.

 

 

EN SEVILLA

Torre de la Plata

Esta torre es totalmente desconocida para los turistas. Ya hay un primer lugar en el ranking para una torre en Sevilla, la Torre del Oro, pero no solamente podemos encontrar esta torre de origen árabe en Sevilla, también existe la Torre de la Plata. Se unía por un paño de la muralla de la ciudad a la Torre del Oro.

Esta torre tiene una planta octogonal, se construyó en el siglo XIII por los almohades y formaba parte de las murallas que rodeaban la ciudad. Con la llegada de Fernando II, se le denominó Torre de la Victoria, pero se sigue conociendo comúnmente como Torre de la Plata.

Debido a su ubicación y su función defensiva ha hecho que pierda valor e importancia en la ciudad, aunque sigue siendo un monumento histórico que visitar sin dudarlo.

 




También te puede interesar




 


Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •