Qué ver y dónde comer en El Puerto de Santa María

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Pasear por la costa gaditana puede ser uno de los placeres más preciados. Mañanas soleadas, atardeceres de ensueño y un ambiente que reina las calles de la localidad no solo en estaciones estivales, sino todo el año. Sus preciosas playas y su ambiente nunca defraudan y te invitan a volver una y otra vez, si mezclamos eso con gastronomía ¿Qué más se puede pedir?




Quinto municipio más poblado de la provincia, en la bahía de Cádiz, en la ribera y desembocadura del río Guadalete, El Puerto de Santa María no solo es playa. Trasladada a su emplazamiento actual en época imperial romana, como lugar del Portus Gaditanus, El Puerto, también acumula prodigios encima de la mesa y detrás de los mostradores.

En definitiva, más allá de pasear por sus calles y vivir su gran ambiente en época estival, El Puerto de Santa María tiene atractivos que se sustentan en su historia.

¿Qué ver en el Puerto de Santa María?

El Puerto de Santa María es conocido como La Ciudad de los Cien Palacios, aunque el paso del tiempo y la dejadez han provocado que muchos de estos elegantes edificios hayan quedado prácticamente en la ruina​. Producto de la actividad comercial con la América Española o Indias en los siglos XVII y XVIII se levantaron en la localidad auténticos palacios adaptados a las necesidades de los grandes comerciantes que también recibían el nombre de Cargadores de Indias. Hoy, grande es el legado que ha quedado de aquello palacios de la época en la ciudad tanto en edificios religiosos como civiles, con influencias tanto de romanos como árabes, etc.

Algunos de los lugares más emblemáticos del Puerto de Santa María son:




¿Dónde comer en el Puerto de Santa María?

La especialidad de la comida gaditana, como no podía ser de otra manera, es el pescado. Guisados, mariscos, azules… tesoros culinarios que acompañados de un buen vino o licor centenario hacen que la visita al Puerto sea cumbre.

  • Para empezar el día… un buen desayuno

El desayuno es la comida más importante del día y como no podía ser de otra manera no podíamos pasar por alto en el Puerto de Santa María un buen despertar comiendo churros junto a la plaza de la localidad, en pleno centro, en el mercado y en el puesto de Charo. Comprarlos envueltos en papel y comérselos en el bar Vicente (Los Pepes), un café situado a pocos metros, es una de las tradiciones que si visitas el Puerto no puedes pasar por alto.

                                                 

Churrería de Charo                                                                                          Bar Vicente (Los Pepes)

Otras recomendaciones:

1.El Rincón del Jamón en calle Micaela Aramburu: Cierra los domingos pero no puedes olvidar probar los bocadillos de pan crujiente con jamón serrano y aceite.

  1. Café Bar La Ponderosa en Avenida de la Constitución: Imprescindible el café con churros. Para desayunar y para merendar.

  • Pa’ comer

Una comida en el Puerto no es lo mismo sin un buen vino. Oloroso Sangre y Trabajadero de las Bodegas Gutiérrez Colosía son parte de la gran variedad de vinos que podemos encontrar. Como especialidad, en la calle Cielo, se sigue elaborando el Cacao Pico, un licor de 200 años de antigüedad.

En cuanto a la oferta gastronómica, que liga a la perfección con los vinos mencionados anteriormente, una elaboración popular en la comarca de Jerez y El Puerto que se prepara tras la época de la vendimia, en otoño e invierno. El ajo caliente, un guiso parecido al gazpacho, pero caliente. En la taberna La Media Chica, en la calle Alquiladores, todos los viernes “convían” (invitan) a los clientes a una tapa de ajo caliente.

La Media Chica

El paseo por la calle Misericordia tiene muchas alegrías gastronómicas, muchos lugares imprescindibles de visitar si quieres acabar con el estómago lleno. Por ejemplo un marisquito en la Cervecería del Puerto, un guiso antiguo en Er Beti, una tosta en La Bodeguilla o unos filetitos en salsa de queso en El Asador son algunos de los lugares más recomendados y transitados.

Calle Misericordia

Otro que es “visita obligada” es el Romerijo. Sin duda alguna el local más famoso de El Puerto. Lo típico de este sitio es sentarse con el papelón de marisco en la terraza acompañado de un vino blanco de la Tierra de Cádiz. Sus más de 35 especialidades de marisco hace que no puedas dejar de mirar la vitrina dudoso de qué pedir, pudiendo elegir desde los langostinos de Sanlúcar hasta las cañaillas de San Fernando.

Romerijo

Si eres amante del pescado en El Castillito, un bar frente a la playa de La Puntilla, presumen de su cazón en adobo. No se sabe si el espectáculo está más en el pescao frito o en las vistas a la playa.

El Castillito

Pero, si estás buscando algo más exclusivo, en El Puerto también tienes donde degustar exquisitos platos. Aponiente se ha convertido, gracias al cocinero gaditano Angel León, en un referente de la cocina europea. Ha logrado llevar a las mesas más sibaritas pescados como la lisa de estero, la sardina o el choco. El Faro del Puerto es la cocina gaditana en elegancia. Ahora, además, ofrece la experiencia de comer de tapas.

                                                                       Aponiente                                                                                                      El Faro del Puerto

  • Y para terminar… el postre estrella



Las carmelas.  Bollo elaborado con suave masa que se abre por la mitad y se rellena de crema pastelera. Por encima un poquito de azúcar espolvoreada. La sirven en La Merced y se toma con café con leche. Nada mejor para terminar una buena comida.

 

 




También te puede interesar




 


Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •