Churrascos como un camión de grandes

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Escondido en una callecita de La Pedrosa, una barriada rural de Arcos de la Frontera, se encuentra un restaurante de los de toda la vida donde el buen género manda. Es el restaurante Antonio El Camionero conocido en la zona por tener unos churrascos del cerdo del tamaño de un cobertor de una cama de matrimonio.

Antonio, transportista de profesión, decidió dejar aparcado el camión para poder pasar más tiempo con la familia. En 1986 decidió emprender junto a su esposa Juana un restaurante del que hoy día punto de referencia para los amantes del churrasco. Juan Carlos es el hijo de la pareja y el encargado de cortar la cabeza de lomo de cerdo blanco de donde se sacan los filetes. Hay tres tipos de churrasco según el peso. El pequeño, que es el que se recomienda para una persona, pesa unos setecientos gramos. A continuación está el mediano que ronda un kilo y cuatrocientos gramos y por último el grande que supera los dos kilos de peso. Estos dos últimos se recomiendan para compartir. Están hechos en horno de leña que le aporta un sabor a ahumado exquisito. Lo puede acompañar si lo desea con cuatro tipos diferentes de salsa, a la pimienta, roquefort, ajo o “de las casa” que es una especie de mojo picón interpretado por Juana. El precio es de 15€ el kilo.

 

Vídeos de Cádiz que merece la pena ver








Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •