Unos 40.000 bares y restaurantes no volverán a abrir

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El 15% de los establecimientos tiene problemas de supervivencia

La crisis causada por el coronavirus va a pasar una factura muy alta a la hostelería española, un sector que da empleo a más de 1,7 millones de trabajadores. De acuerdo con los datos de una macroencuesta elaborada por la patronal Hostelería de España, el 58,96% de los establecimientos señala que va a tener que realizar un reajuste de plantilla cuando se reanude la actividad. Y eso, al margen de los posibles cierres. Casi el 5% de los bares, restaurantes y cafeterías existentes en España -alrededor de 15.000- se han visto obligado ya a cerrar de forma definitiva y la previsión apunta a que en total serán 40.000, el 15% del total, los que no logren superar la crisis y vayan finalmente a la liquidación del negocio.




El sector hostelero estima que la caída de la facturación anual de sus negocios, como consecuencia del coronavirus, podría situarse en torno a un 30 y un 40%. Y es que los datos revelan ya un claro empeoramiento del mercado. El 87,67% de los hosteleros califican de peores las ventas del primer trimestre de 2020 en comparación con el mismo periodo de 2019. Asimismo, el 86,31% también las sitúan por debajo de las realizadas en el último trimestre de pasado año.

En cuanto a las expectativas, tampoco son demasiado alentadoras, puesto que el 90,39% de los hosteleros encuestados percibe que las ventas del segundo trimestre del año van a ser peores que las del primer trimestre o las actuales, y tan solo el 5,85% cree que pueden mantenerse igual.

UN 15% DE LOCALES MENOS

Según los datos que maneja el sector, tras la salida de la crisis podría haber una caída de en torno a un 15% del volumen de establecimientos. Si en España actualmente hay más de 300.000 locales, se puede hablar de 40.000 empresas que directamente no abrirán o “tendrán serias dificultades de supervivencia tras la crisis”.

Estas asociaciones piden una flexibilización en la vigencia de los ERTE una vez que se reanuden las actividades de hostelería, distribución y cadena alimentaria, “teniendo en cuenta que la vuelta a la normalidad del sector no se producirá, previsiblemente, de forma inmediata”.

Estos ERTE permitarán la reincorporación de los empleados de manera progresiva, para que los trabajadores se puedan incorporar de forma escalonada en función de la actividad que tenga cada establecimiento.

Los bares de Sevilla que el virus se llevó

 




También te puede interesar





Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •