En España, uno de cada 10 euros de gasto en salud se destina a la obesidad.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En España, uno de cada 10 euros de gasto en salud se destina a la obesidad. Concretamente, “el sobrepeso representa el 9,7 por ciento del gasto en salud”. Así lo asegura un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que ha puesto de manifiesto el importante desembolso económico que supone esta patología para los españoles, más allá de empeorar su salud y reducir su esperanza de vida en 2,6 años.

Así, según los datos de España del informe titulado ‘La pesada carga de la obesidad‘, el sobrepeso “reduce la producción del mercado de trabajo en una cuantía equivalente a 479.000 trabajadores a tiempo completo por año”. Esta reducción, además, se ve reflejada en la contracción del Producto Interior Bruto español. “El sobrepeso reduce el PIB español en un 2,9 por ciento”, señala el informe. Lo que se también traduce en que “para cubrir estos costes, cada ciudadano en España paga 265 euros adicionales de impuestos al año”.

Y es que, según sus cifras, “más de la mitad de la población adulta en España padece sobrepeso”. No obstante, la OCDE reconoce que España está empezando a ‘hacer los deberes’ y a poner medidas al respecto: “A fin de abordar la epidemia de obesidad, España ha adoptado una serie de políticas, que incluyen el etiquetado de alimentos voluntario en la parte frontal de los paquetes y restricciones sobre la publicidad, así como impuestos sobre las bebidas azucaradas”.

Sin embargo, la organización señala que aún “cabría hacer más” y asegura que “la implementación de un paquete combinado de políticas podría prevenir enfermedades no transmisibles, reducir el gasto en salud y aumentar la productividad de la fuerza de trabajo”.

Medidas para paliar el sobrepeso

Así, por una parte, incluir “el etiquetado de los menús, la prescripción médica de actividad física y programas de bienestar en el centro de trabajo” podría prevenir “hasta 96.000 enfermedades no transmisibles de aquí al año 2050, ahorrar 32 millones de euros al año en costes sanitarios, y aumentar el empleo y la productividad en una cuantía equivalente a 4.000 trabajadores a tiempo completo por año”, señala el informe.

Por otra, “lograr una reducción calórica del 20 por ciento” en alimentos con alto contenido en azúcar, sal, calorías y grasas saturadas “podría prevenir 472.000 enfermedades no transmisibles de aquí al año 2050, ahorrar 169 millones de euros al año en costes sanitarios, y aumentar el empleo y la productividad en una cuantía equivalente a 13.000 trabajadores a tiempo completo por año”.

Retorno de la inversión

Por todo ello desde la organización económica recuerdan que la inversión en la lucha contra la obesidad no solo es necesaria, sino que además genera un alto retorno. “En promedio, por cada euro que se invierte, se logra un retorno de hasta 6 euros en beneficios económicos” apuntan.

 

 




Más noticias que te pueden interesar





Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •