Tapeando por Sevilla entre lo tradicional y moderno

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  



 

Elegir solo diez locales en la ciudad con más bares por kilómetro cuadrado (posiblemente) del mundo es tarea arriesgada. En Sevilla podemos mimar el paladar desde la nueva cocina a las bodegas tradicionales llenas de barricas y carteles de toros. Por eso en el siguiente artículo encontraréis una selección de bares sevillanos para deleitarse con el mejor tapeo:

 

  1. Pura Tasca

Embarcado en la nueva cocina sevillana ocupando un local de lo más convencional y en una barriada tradicional como la de Triana, encontramos Pura Tasca. Aquí el cliente puede dejarse embaucar por los sabores ‘de siempre’ considerando que lo importante está en la autenticidad de las materias primas y en la reinterpretación de recetas. No olviden probar sus especialidades como el arroz meloso con boletus, parmesano y aceite de trufa o el foie con chutney de piña ahumada.

Calle Numancia, 5.



  1. Donald

Un bar de los de siempre en el casco antiguo, donde posiblemente la única renovación estilística desde su inauguración en 1973 haya sido el cambio de servilleteros. Ambiente torero y clientela de parroquianos de siempre. Tapas y raciones tradicionales donde no puedes irte sin probar su pescaíto frito.

Calle Canalejas, 5.

  1. La Flor de Toranzo

Olor a queso viejo y chacinas ibéricas impregnan este lugar. Cerveza bien tirada, tapas tradicionales y otras más de creación, como las anchoas del Cantábrico con leche condensada para los gustos más exquisitos. Un bar en el que se reúnen a menudo políticos, escritores, artistas y demás personalidades de la ciudad. Una peculiaridad es que no dispone de cocina por tanto, sus tapas son a base de chacinas y enlatados de lujo.

Calle Jimios, 1.

  1. Ovejas negras

En este local estrecho y alargado que da a dos calles, muy cerca de la catedral y de la Plaza Nueva, un chef argentino sirve cocina de fusión y tapas muy creativas. Tiene además una excelente bodega y postres con mucho sabor. Uno de los locales de moda de la nueva cocina sevillana.

Calle Hernando Colón, 8.



  1. Bodegas Morales

Una de las bodegas más antiguas de Sevilla y de las que mejor conservan además el sabor de antaño. Barra de madera, anaqueles llenos de botellas, grandes tinajas de barro para el vino y jamones colgando. Pura tradición. En la actualidad sirven sus propias tapas, pero lo típico siempre ha sido comprar pescaíto frito en la freiduría contigua y tomárselo allí con una manzanilla de Sanlúcar, un Jerez bien fresquito o una cerveza bien tirada.

Calle García de Vinuesa, 11.

  1. El Rinconcillo

Pasa por ser el bar más antiguo de la ciudad y uno de los más veteranos de Andalucía. Destaca por la autenticidad de su decoración, azulejos, toneles y camareros apuntando la cuenta con tiza en la gastada barra de madera. Tapas a buen precio, entre 2 y 2,30 €. Destacables los garbanzos con espinacas.

Calle Gerona, 40.

  1. Bodegas 2 de Mayo

Otro local de ambiente tradicional con muy buenas tapas. Chacinas de Huelva, variedad de bacalaos, quesos, salmorejo, melva… y algunas especialidades, como las ortiguillas. Precios razonables y terraza.

Plaza de la Gavidia, 6.

  1. Antigua Abacería San Lorenzo

Probablemente uno de los locales más originales del tapeo y la restauración sevillana. Lo que empezó con una pequeña tienda de ultramarinos en la que también servían conservas de calidad para que los clientes las degustaran allí mismo, ha derivado poco a poco hacia la restauración sin perder su identidad. El resultado es un bar-restaurante un tanto laberíntico, suma de pequeños espacios, con uno de ellos dedicado aún a la venta de repostería. Las especialidades son la gran selección de quesos de toda España, las chacinas y la amplia carta de vinos.

Calle Teodosio, 53.



  1. Eslava

Nueva cocina en el barrio de San Lorenzo. Uno de los locales imprescindibles del tapeo moderno y de autor en Sevilla. Ambiente informal y precios muy medidos. Es famoso su huevo sobre bizcocho de boletus y vino caramelizado. También las costillejas a la miel. Cada tapa es un homenaje a la imaginación y la fusión de sabores.

Calle Eslava, 3.

  1. Las Golondrinas

Un clásico del barrio de Triana, en plena calle Pagés del Corro. Pinta de bar de barrio modernizado, con tapas clásicas y buenas materias primas. La más demandada son las puntas de solomillo además del bacalao confitado.

Calle Pagés del Corro, 76.

 



OTROS BARES DE SEVILLA



 

 


Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •