Dónde encontrar las mejores palmeras de chocolate y de yema en Sevilla

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  



Sabemos que la cuesta arriba en enero siempre se hace más complicada de lo que pensábamos. Muchas veces intentamos cuidarnos arrancando de nuestro día a día aquellos pequeños detalles que marcan la diferencia, pero en Ocho Sabores creemos que no hay nada de malo en darse a uno mismo lo que se merece. Al final, ¿qué sería de la vida sin el dulce? A continuación te presentamos 17 lugares donde conseguir las mejores palmeras de Sevilla:

  • Pan y Più: calle Cabeza del Rey Don Pedro, 15

No solamente por su pan de leña, sino que como te hemos comentado en la introducción aquí podrás encontrar unas palmeras de escándalo. Un dato adicional es que si eres intolerante a la lactosa tendrás algunas opciones para ti, algo de agradecer hoy en día visto lo complicado que es desayunar bollería en un sitio donde la probabilidad de contaminación cruzada es lógicamente alta. En Pan y Più se sirven desayunos excepcionales como la granola, pero no te olvides de la palmera.

Fotografía de tripadvisor.es

 

  • Zuccaro: calle Jardín de la Isla, 10

Si buscas una panadería o pastelería artesana déjanos hablarte de Zuccaro. Aquí tienen disponible la catalogada como mejor milhojas de Sevilla. El chocolate es su especialidad, por lo que en cuanto a bollería saben perfectamente cómo contentar la clientela. Además, si quieres hacer encargos de tartas para cumpleaños o celebraciones el precio es muy asequible, así como también elaboran panes caseros que deberías probar.

Fotografía de @sevillazuccaro

 

  • Suitcake: calle Pdte. Cárdenas, 10

Hemos escogido este rincón de Sevilla y solamente al entrar ya entenderás el porqué. El paraíso del dulce se llama Suitcake: trufas, pastas de té, cookies, brownies, milhojas rellenas, magdalenas, cupcakes, bizcochos y, por supuesto, palmeras. Pero no solamente una: palmeras de chocolate blanco y avellanas, lemon curd y kinder bueno. Nunca habíamos escuchado estos sabores y, sin duda ninguna, probarlas se ha convertido ahora en una obligación.

Fotografía de suitcake.com

 

  • Lalita Café: calle José Luis de Casso, 38

No podemos hablarte de este establecimiento sin mencionarte que en Lalita disfrutarás de las mejores torrijas. Aquí puedes acompañar tu desayuno o merienda dulce con café elaborado a modo de ritual. En esta cafetería se cuida hasta el más mínimo detalle, y ese es seguramente el motivo principal por el que siempre está abarrotada. Tartas caseras, dulces y riquísimas que no encontrarás en otro lugar.

Fotografía de tripadvisor.es



  • Manu Jara: calle Pureza, 5

Esta dulcería tiene algunas réplicas repartidas por la ciudad, así que no tendrás que moverte hasta un sitio explícito para saborear repostería espectacular. Solamente al entrar ya te percatarás del encanto del establecimiento, que viene dado por el cariño que lleva cada producto ahí. Sin duda se trata de una visita obligatoria para los amantes del dulce: calidad y tradición a tu disposición.

Fotografía de dolcecity.com

 

  • Confitería Nuestra Señora de Valme: calle Picasso, 44

Tenemos buenas noticias: si eres de quienes vigilan su consumo de azúcar, no desesperes. En esta confitería la variedad de opciones dulces sin exceso de azúcar o elaboradas con otro endulzante es de la mejor: bizcochos, canastillas, cañas, caracolas, palos de nata, piononos… Y no solamente eso, sino que sirven variedad de distintos productos: canastillas de almendra, crema tostada, frutas naturales, nueces, piñones, yema mantequilla y tocino de cielo; piononos de crema y canela, granada, nata y yema, trufa, yema tostada y almendra… Y los hojaldres están de muerte. No hace falta decir más.

Fotografía de yelp.es

 

  • Ochoa: calle Sierpes, 45

Un lugar de confianza donde darte el capricho de deleitarte con una palmera de huevo, hojaldre o de chocolate. Pero también encontrarás nidos, lazos madrileños, bambas, pastel de manzana, libros, medias lunas, cañas de chocolate… Ochoa es un pequeño hogar para quienes quieren tranquilidad y dulces elaborados con ingredientes de primera.

Fotografía de confiteriaochoa.com

 

  • Confitería El Águila: calle Monasterio de Veruela, 2

Muchas personas se atreven a hablar de esta confitería y no como la mejor de Sevilla, sino como la mejor del mundo. ¿Será cierto? Ya hace mucho tiempo que ha corrido la voz sobre las palmeras que se venden aquí. Además, resulta complicado no sentirse arropado por el personal. Déjanos recomendarte que pruebes también las torrijas de chocolate rellenas.

Fotografía de facebook.com



  • Confitería La Campana: calle Sierpes, 1

Un lugar donde todo se elabora de forma artesanal hoy en día, vista la rapidez con la que se mueven las cosas y la inmediatez que exigimos siempre, es difícil de encontrar. En La Campana no se acelera el proceso de mezcla y por si te interesa saberlo, su método tiene una duración de 24 horas. Aquí las palmeras son de chocolate, huevo o simples, aunque no sabríamos decirte si hay nada simple del todo en esta confitería. Elegir no es nada fácil.

Fotografía de tripadvisor.es

 

  • Confitería Lidia: calle San Jacinto, 90

Un rincón de toda la vida que lleva más de cuatro generaciones en el gremio. Cortadillos, sultanas, leche frita, buñuelos, tocinos de cielo, tartas… Seguramente no es necesario añadir que este equipo sabe perfectamente de qué va la cosa: cómo coronar un dulce, y cómo hacer de algo cotidiano un tesoro. Aquello que llevamos degustando tantos años está en otro nivel en esta confitería. Cada producto lleva una firma única.

Fotografía de facebook.com

 

  • La Crème de La Crème: calle Regina, 1

Tenemos que empezar diciendo que nos encanta este nombre: esta frase es utilizada para definir algo que es precisamente “lo mejor de lo mejor”. Déjanos decirte que no es para menos. Especializados (como es de esperar) en bollería francesa, así que si te apetece algo diferente a lo de siempre ésta es nuestra recomendación. El local es moderno y fino, así que también es aconsejable para quienes quieren disfrutar de un rato de tranquilidad.

Fotografía de tripadvisor.es

 

  • Pasaje Dos: calle de Luis Montoto, 100

Esta cafetería está abierta a todas las posibilidades: desayunos, almuerzos, cenas… Sirven también tapas y la elabración es casera, así que en todos los sentidos este local es simplemente perfecto. Los precios son asequibles y el sabor es excepcional, de modo que sea lo que sea que estés buscando puedes acercarte a conseguirlo: desde bollería y tartas hasta comida con la que tapear.

Fotografía de tripadvisor.es

 

  • Ná: calle Fernando IV, 15

Una tienda de alimentación especializada en intolerancias al gluten, a la lactosa y al trigo, proteínas de la leche, huevo, soja y frutos secos… ¡Sí! Sabemos que es complicado darse un capricho cuando el cuerpo no puede tolerar ciertos ingredientes, así que nos ha parecido crucial presentarte Ná: donde nada de lo que te lleves contendrá nada que pueda hacerte daño. Todo está de lujo: las galletas imitación de Oreo son nuestra máxima recomendación pero también encontrarás variedad de panes, picos e incluso regañá. No solamente eso, sino que venden embutidos y alimentos preparados. Cereales, galletas, bollería (palmeras, magdalenas…), tartas, chocolates, chucherías, helados, quesos, vinos… En fin, un paraíso para quienes lo tienen complicado.

Fotografía de yelp.es

 

  • Meneses Gallardo: calle Cervantes, 71

No podrás resistirte a probar las palmeras de kinder en Meneses Gallardo. Además tendrás disponible variedad de panes, dulces, tartas, tortas… Ésta es una de nuestras recomendaciones si tienes encargos de cumpleaños o algún evento especial, donde te apetezca traer un dulce con el que no fallarle a nadie. Encima el trato aquí es inmejorable: es como estar en casa aunque te encuentres muy lejos de tu hogar.

Fotografía de facebook.com



  • Crustum: calle Puente y Pellón, 24

Los reyes en cuanto a panadería: su variedad de panes caseros son la sensación de Sevilla. Pan de aceitunas y tomates secos, de masa madre… Las torrijas y los molletes también son muy recomendables, aunque en este artículo veníamos a hablarte de las palmeras. En este caso: glaseadas o de chocolate. Seamos honestos… En realidad, no siempre es necesario escoger.

Fotografía de crustum.es

 

  • Pastelería Sole: paseo José Fernández Vega, 52

Probablemente se trate de uno de los peores peligros para la dieta. Los cuadrados de chocolate son una tentación pero las trufas y las palmeras son de los mejores placeres que puedas encontrar. No nos cabe duda de que en esta pastelería dominan el arte de la repostería hasta el más alto nivel. Un cliente dijo una vez, y tenía razón, que cuando uno no sabe qué escoger siempre es mejor llevárselo todo.

Fotografía de facebook.com

 

  • Lola: avenida de Alvar Núñez, 8

Para el final debemos hacerte un apunte de cara al año que viene. En esta pastelería encontrarás los mejores roscos de Reyes de toda Sevilla así que si te ha faltado el tuyo este año, te avisamos con 11 meses de antelación: que no falten jamás en tu desayuno del 6 de enero. Según su clientela fija (que es mucha y desde hace muchos años) no los hay mejores. Una clienta satisfecha dijo que en la Pastelería Lola está “el buen café, los buenos dulces, helados y la buena gente”.

Fotografía de facebook.com

 

 



OTROS BARES DE SEVILLA




Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •