Te descubrimos 8 pueblos de la Sierra Sur de Sevilla y donde comer en cada uno de ellos

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Es una comarca al sureste de la provincia de Sevilla. La componen 19 municipios. Un lugar con historia donde podrás encontrar yacimientos arqueológicos como la villa romana en el pueblo de Herrera. Su naturaleza hace que puedas disfrutar de rutas de senderismo, rutas en bicicleta e incluso rutas a caballo, en estas podrás encontrar numerosos animales y plantas que tal vez desconocida y son típicas de la zona. Una de las rutas más conocidas es la de los Castillos que discurre por los pueblos de Morón de la Frontera, Montellano y Pruna. Hemos querido destacar 8, unos más conocidos que otros, pero así podrás descubrirlos tú y como no, te dejamos donde comer en cada pueblo (como siempre te dejamos nuestra receta pinchando en cada uno de los platos que te recomendamos ¡no te quedes con las ganas!).

 




El Rubio

Un municipio con aires Romanos y árabes, que fueron quien lo habitaron hace años. Tras la reconquista pasa a manos de la Ordenes de Santiago y Calatrava, para posteriormente pertenecer a la casa de Osuna. Se independizó de Osuna en el siglo XX. Su gente de dedica principalmente a la agricultura. Para comer te recomendamos el Restaurante El Chopo y su ensaladilla rusa tienes que probarla.

Para ver:

      • Fuente La Teja
      • Presa El cruce
      • Iglesia de Nuestra Señora del Rosario

Estepa

Estepa te gana simplemente con bajar el cristal del coche antes de llegar. Un olor a almendra tostada y ajonjolí con el que se te caerá la baba. Son los reyes de este producto con más de 18 fábricas. También son el primer pueblo de toda Europa en inaugurar su luces navideñas, ¡no te lo pierdas!. Para comer te recomendamos el Restaurante Cala D’or y sus croquetas caseras, una delicia.

Para ver:

      • Fábrica de mantecados
      • La antigua Alcazaba árabe
      • Iglesia de Santa María la Mayor de la Asunción
      • Museo de Arte Sacro
      • Balcón de Andalucía
      • Convento de Santa Clara

Gilena

Gilena es un pueblo comprometido que hace menos de un año inauguro su plaza 8 de marzo para reivindicarse contra el maltrato a la mujer, y ahora sus calles visten nombres de víctimas de violencia machista. Un pueblo ganadero y agrícola predominando los olivares, siendo típicas sus aceitunas y el aceite,  el trigo, las huertas y pinares. Para comer te recomendamos el Mesón Yilyana y su hamburguesa está riquísima. Encima te adaptan los platos para celíacos sin problema alguno.

Para ver:

      • Manantial del Ojo
      • Ermita de Nuestra Señora de la Salud
      • Los Jardines Blás Infante
      • Cuevas calcolíticas
      • Museo de pintura
      • Iglesia de la Inmaculada Concepción




Aguadulce

Este pueblo se vio afectado de manera considerable por la Guerra Civil, donde muchas familias tuvieron que huir a otro países como Alemania o Francia. Actualmente cuenta con unos 2.000 habitantes. Es un pueblecito de casas blancas que pasear por su calles, te llamará tanto la atención que querrás conocer su historia. Para comer te recomendamos el Bar Al Andalus y de sus platos, sin duda, las manitas de cerdo y las carnes a la brasa.

Para ver:

      • Plaza del pueblo
      • Arroyo del Rivera
      • Iglesia de San Bartolomé

Lora de Estepa

Lora es un pueblo de tradiciones y muy arraigado a la tierra andaluza. En su día fue un asentamiento romano, de qué quedan numerosos restos. Para comer te recomendamos El Rincón Loreño y de sus platos, sin duda, los calamares.

Para ver:

      • Plaza del pueblo
      • Iglesia parroquial de San Miguel
      • Ruinas del Palacio Museo

Osuna

Este pueblo es antiguo y milenario. Su legado histórico, artístico y cultural, junto a su riqueza paisajística y natural, son la característica de esta localidad andaluza. Para comer te recomendamos el Restaurante Casa Curro y para deleitar al paladar sus berenjenas al Pedro Ximenez.

Para ver:

      • Plaza de toros
      • Museo de Osuna
      • Colegiata
      • Torre de la Merced
      • Monasterio de la Encarnación
      • Palacio de los Cepeda
      • Plaza de la Merced

Pedrera

Esta localidad de unos 5.000 habitantes vive principalmente de los olivares y al aceite. Sus carreteras tienen conexión directa con Sevilla, Málaga y Granada. Para comer te recomendamos La Choza del abogao y su queso al horno, el clásico provolone, que no te puedes perder, una especialidad de la casa.

Para ver:

      • Ermita del Carmen
      • Iglesia de San Sebastian
      • Olivares
      • Museo municipal

Pruna

Este pueblo tiene casi 3.000 habitantes. Fue habitada por romanos y árabes, tras la conquista estaría en la frontera del reino de Granada. Fue declarado municipio independiente en 1831. Sus calles tienen historia y es una maravilla pasear por sus rincones y sentirte en otra época. Para comer te recomendamos el Restaurante mesón “Bodeguita Herrera” y sus espetos de sardinas.

Para ver:

      • Ermita de la Pura y Limpia Concepción
      • Castillo del Hierro

 

 




También te puede interesar





Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •