10 bares para tapear en la Calle Betis

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Calle Betis, en Triana, es uno de los puntos álgidos de Sevilla en cuanto a oferta gastronómica. Situada en una de las zonas más bellas de la ciudad, junto al río Guadalquivir, es el lugar elegido cada año para celebrar la velá de Santa Ana. Una fiesta que cada año reúne a autóctonos y foráneos en improvisadas y coloridas casetas con el único objetivo de pasar un buen rato y disfrutar de la ciudad. No obstante, de diario, esta concurrida calle también tiene mucha luz, escondida en sus rincones y, por supuesto, en los pintorescos y alegres bares y restaurantes que la habitan.




Veamos algunos de ellos:

T de Triana. La típica taberna andaluza donde el flamenco es el protagonista. Acogedor y con una bella terraza, la decoración del sur y el buen trato son su seña de identidad.

 

La Albariza. El pescaíto frito y la manzanilla son sus especialidades. La cocina española y sus famosas tapas encuentran el lugar perfecto en esta acogedora taberna con unas curiosas mesas, barriles; un toque muy sevillano. Las chuletas de cordero son su plato estrella.
Kiosco de las flores. Si hay un bar que todo el mundo conozca en la calle betis, sin duda, es este. Su especialidad, el pescaíto frito, puede tomarse con unas maravillosas vistas al Guadalquivir, dado los grandes ventanales con los que cuenta. La Torre del Oro, la Giralda, el río, la Torre Pelli; desde este lugar no perderás detalle de la ciudad.




El Mero. Un restaurante de categoría en la conocida Plaza del Altozano. Los productos frescos del mercado que está en frente y la cocina mediterránea han convertido a este lugar en uno de los más visitados. Las vistas que ofrecen son también una delicia.

Abades. Una institución culinaria en Sevilla. A orillas del Guadalquivir, las vistas que ofrece son de ensueño. Asimismo, su elegante carta y el servicio, hacen de este restaurante uno de los mejores de la ciudad.

La Primera del puente. Sus tapas son de lo más conocido en Sevilla por su buen precio y la calidad que ofrecen. Las vistas, la variedad en su carta y el buen trato lo convierten en uno de los restaurantes más visitados de la conocida Calle Betis. Su ensaladilla te encantará.




Río Grande. La ribera del Guadalquivir no podría tener mejor remate culinario que este local. El pescaíto frito es su especialidad y el ambiente distinguido y las buenas vistas, su seña. Cuenta con una barra de tapas y un precioso jardín desde el que descubrir la ciudad.

Maria Trifulca. Si pensabas que Sevilla nunca tuvo playa, el origen de este restaurante te quitará las dudas. Pues homenajea a una playa que existió en Sevilla a mediados del siglo xx y que tenía el nombre de una señora que regentaba un negocio allí. El sabor marinero con las mejores vistas es su mejor carta de presentación.

Don Cammillo e Peppone. Todo en Sevilla no iba a ser producto Mediterráneo y pescaíto frito y así lo demuestra este famoso restaurante italiano situado junto al Río Guadalquivir. Las preciosas vistas y el ambiente te harán sentir como en Italia.

Betis 7 Triana Experience. Una propuesta gastronómica moderna basada en los productos tradicionales y de mercado. El buen trato y la calidad de sus platos hacen el deleite de sus clientes en una terraza con imponentes vistas.

 



OTROS BARES DE SEVILLA



 

También te puede interesar

¿A qué huele Sevilla? Azahar, incienso y adobo en la calle Tetuán

Ruta gastronómica por Triana

30 tapas típicas de Sevilla y sus recetas

Dónde comer el mejor pescaíto frito en Sevilla

28 tapas de siempre que no puedes dejar de probar en Sevilla

Bodeguita Santa Cruz “Las Columnas” hasta 2000 montaditos de pringá en un día.


Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •