6 lugares de Sevilla llenos de historia y de encanto

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 Mágica, envolvente y con mucha historia, así es Sevilla. Más allá de la Catedral, la Plaza España o la Torre del Oro, existen otros rincones de la capital andaluza que tienen mucho que contar. Como sabemos que algunos de ellos pueden pasar desapercibidos, te traemos 6 lugares llenos de historia y de encanto que te fascinará conocer.

 ¡Acompáñanos porque este artículo está lleno de datos curiosos sobre la capital hispalense!

1. Las Escobas, la taberna más antigua de Sevilla y España  

¿Sabías que tenemos en nuestra ciudad la taberna más antigua de España? Y es que el restaurante Las Escobas, situado en el número 62 de la calle Álvarez Quintero, abrió sus puertas en el año 1386.

Según cuentan, su nombre se debe a que sus propietarios comenzaron vendiendo escobas aunque, más adelante, decidieron incorporar en sus servicios un despacho de vinos, algo insólito que ningún otro lugar había hecho. En este momento, comenzó su andadura como la primera taberna de España. Y tal y como relatan sus dueños, tuvo tanto éxito que era frecuentada por personalidades ilustres como Cervantes, López de Vega, Duma o los Hermanos Álvarez Quintero.

Actualmente, esta bodega ha evolucionado a restaurante y sigue situada en la misma calle que en sus inicios.

 2. El parque María Luisa, un parque que esconde una gran historia tras su nombre  

El Parque María Luisa es uno de los lugares claves de Sevilla. La belleza de su vegetación y sus rincones llenos de encanto lo convierten en un sitio idílico por el que pasear. Pero ¿conoces por qué se llama así? Realmente, su nombre tiene que ver con una infanta. Te contamos un poco más sobre la historia.

En 1914, el Parque María Luisa no estaba abierto al público ya que formaba parte de los jardines privados del palacio de San Telmo, propiedad de María Luisa Fernanda de Borbón y del duque de Montpensier, Antonio de Orleans. Ambos habían huido de Francia por la abolición de la monarquía francesa debido a la revolución de 1984. Para su exilio, eligieron Sevilla, ya que habían ideado un ambicioso objetivo: querían convertir la ciudad en un territorio de gran calibre e importancia como Madrid.

Durante su vida en San Telmo, la infanta y el duque encargaron a su jardinero que transformara la finca en un parque con caminos señoriales, pequeños lagos, templetes y una extensa vegetación.

Finalmente, en 1893, la infanta se quedó viuda y cedió los jardines al ayuntamiento de Sevilla. Años más tarde, en 1914, se inauguraron a toda la ciudadanía bajo su nombre actual: Parque de María Luisa. Gracias a ella, los sevillanos pueden disfrutar del espacio natural más emblemático de la ciudad.

3. El Patio Sevillano, el tablao flamenco más antiguo de Sevilla 

La capital andaluza es la cuna del flamenco, y uno de los lugares que hace tributo a ello es El Patio Sevillano, un tablao flamenco en Sevilla que destaca por ser el más antiguo de la ciudad.

Su historia se remonta a 1952, año en el que se fundó bajo el nombre de “El Cortijo El Guajiro”. En muy poco tiempo, ganó popularidad gracias a su elenco de artistas formado por Trini España o El Farruco, entre otros. Además, “El Cortijo El Guajiro” se convirtió en un sitio de encuentro para personalidades del mundo del arte, del cine y de la política, por lo que, a sus noches de cante y baile, acudían personajes como Lola Flores o el torero Belmonte.

Posteriormente, en 1956 el tablao se mudó a la Plaza del Duque, y cambió su nombre a “El Patio Andaluz”. Su céntrica ubicación ayudó a que más sevillanos descubrieran el talento y el encanto que escondía en su interior. Pero fue en 1973 cuando se trasladó, bajo el nombre de “El Patio Sevillano”, al Paseo de Colón, lugar en el que permanece asentado desde entonces.

Durante todos sus años de historia, su esencia ha seguido intacta, cautivando a sus visitantes con un espectáculo de flamenco en Sevilla imposible de olvidar.

4. El patio del Palacio de Dueñas, el lugar donde Antonio Machado pasó su infancia 

El patio del Palacio de las Dueñas es una de las joyas culturales de nuestra tierra. Su belleza única, el frescor de sus plantas y sus tapices legendarios, hacen que este lugar sea uno de los más admirados por los sevillanos. Pero este patio guarda en su memoria una historia curiosa, y es que muchos no saben que el legendario poeta Antonio Machado nació y pasó 8 años de su infancia en él. La placa situada en su patio principal así lo demuestra: “en una vivienda de este palacio nació el 26 de Julio de 1875 el poeta Antonio Machado. Aquí conoció la luz, el huerto claro, la fuente y el limonero”

Su padre, Antonio Machado Núñez, era el administrador de la finca, y marcó, junto a los recuerdos del colorido exterior del Palacio, parte de su trayectoria como poeta:

“Esta luz de Sevilla… Es el palacio

donde nací, con su rumor de fuente.

Mi padre, en su despacho. La alta frente,

la breve mosca, y el bigote lacio.”

5. El mercado de la calle feria, el primer mercado hispalense  

El mítico mercado de la calle Feria, sin duda, constituye parte de la historia de Sevilla. Actualmente se sigue utilizando y cada día sus instalaciones están abarrotadas de quienes desean comprar productos locales. Pero a lo largo de su historia, ha ido sufriendo modificaciones. Por ello, y para darlas a conocer, nos adentramos en los datos más relevantes de su trayectoria.

Su construcción se remonta a 1719, aunque no fue hasta 1837 cuando desarrolló plenamente su actividad. En poco tiempo, se convirtió en el centro neurálgico de alimentación que abastecía a toda la zona norte de Sevilla.

Históricamente, al popular mercado acudían vendedores de verduras, frutas u otros alimentos, e incluso artesanos que negociaban con muebles y ropa.

En 1929, tras la Exposición Iberoamericana, el mercado cayó en un progresivo abandono, llegando a presentar una degradación a niveles estructurales e higiénicos. En ese momento, el Ayuntamiento de Sevilla asumió su remodelación y en 1982 se iniciaron las obras. En 1984 fueron concluidas, y el resultado fue una versión arquitectónica tradicional y acogedora que perdura hasta el día de hoy.

Gracias a esto, la ciudad de Sevilla ha podido mantener su primer mercado que, indiscutiblemente, es parte del legado de su historia.

6. El Museo Histórico Militar, uno de los espacios culturales menos conocidos  

El Museo Histórico Militar es uno de los lugares más interesantes donde empaparse de la historia de Sevilla. Lo puedes encontrar en la Plaza de España.

Un dato interesante sobre él es que está considerado el primer museo artillero de la ciudad. Actualmente posee 12 salas en las que están expuestos materiales artísticos y arqueológicos que han tenido un papel importante en la historia de la capital andaluza.

Su origen se remonta a 1897, año en el que se creó la primera estancia en la que se expusieron utensilios de carácter histórico. Pero no fue hasta 1992 cuando se inauguró como museo.

En su interior están salvaguardadas piezas procedentes de la pirotecnia militar y sus escuelas de aprendices, de la Real Fábrica de Artillería e incluso de las unidades militares disueltas.

Estos son los 6 lugares de Sevilla llenos de historia y de encanto que, para muchos, son desconocidos. Y es que a pesar de que pueden pasar desapercibidos, su tradición y su legado cultural forman parte de la personalidad y el atractivo de una de las ciudades más espectaculares del mundo.

 



OTROS BARES DE SEVILLA



 


Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •